El Bages, tierra arraigada a las viñas

El Bages es una tierra en la que los viñedos tienen una notable raigambre desde el siglo XVI, pero fue hace unos años cuando los vinos que se elaboran en esta comarca consiguieron un importante reconocimiento a su calidad: la denominación de origen (DO) Pla de Bages. La variedad autóctona de uva es la picapoll, que da «un vino blanco frutado de aroma fresco, de espléndida textura y personalidad», tal como explican en la web de DO Pla de Bages. 

Esta uva se ha convertido en símbolo de identidad de la comarca porque el Bages es el único lugar de España donde se cultiva esta preciada variedad. Desde diferentes bodegas están recuperando las variedades autóctonas picapoll negro, sumoll y mandó, que ayudan a consolidar el particular perfil de la zona. También se cultivan otras variedades, como macabeo, parellada y chardonnay para los vinos blancos, y garnacha, tempranillo, merlot y cabernet franc para los tintos. 

Este territorio, de clima mediterráneo de montaña, está salpicado de pequeñas barracas de piedra seca y de enormes tinas escondidas en las cercanías de las propias viñas. El objetivo de estas construcciones era facilitar la producción del vino evitando el desplazamiento, ya que el transporte de la uva resultaba muy complicado y costoso. Las bodegas que hay esparcidas por todo el territorio dan fe de la producción actual de vino, pero vale la pena acercarse a conocer la ruta de las tinas, en el valle del Flequer.

El punto de partida para esta visita es el Pont de Vilomara, y se sigue en dirección a Rocafort. A medio camino se encuentra el desvío hacia Ca n'Oristrell y un aparcamiento, desde donde comenzar la excursión. Todo el itinerario transcurre bordeando el torrente del Flequer. Por el camino, enseguida aparecerán las tinas del Bleda, un conjunto escondido dentro del bosque formado por dos tinas y dos barracas de viña. Todas están hechas de piedra seca, mortero y cerámica, y el techo, de falsa bóveda, es de tierra. En el Bages hay 109 catalogadas, de las cuales, dieciocho se hallan en esta ruta, como las tinas del Tosques, un conjunto formado por cuatro tinas y sus barracas. Sin embargo, el grupo más espectacular es el de la Escudelleta, que cuenta con doce tinas. En este conjunto también se puede ver una prensa fija y aún quedan restos de la piedra de su base. Hay que cruzar al otro lado del río para encontrarse con la pista del inicio y regresar al aparcamiento.

¡No te lo pierdas! Un patrimonio rural único

Las tinas de piedra seca del valle del Flequer constituyen un patrimonio rural histórico único en Europa. Integración en el paisaje y economía de recursos son valores en los que estas construcciones sobresalen. Solo en los términos municipales de Mura, Talamanca y Rocafort ya se conservan más de un centenar de construcciones de piedra seca que atestiguan la época de esplendor de la viña y el vino del Bages, especialmente entre los años 1860 y 1890, cuando en Europa la filoxera ya hacía estragos pero aún no había llegado al Bages.


Más información:

DO Pla de Bages
Asociación para la piedra seca y la arquitectura tradicional
El Pont de Vilomara i Rocafort
Mura
Talamanca

¿Quieres estar informado de toda la agenda del fin de semana?

Suscríbete
Boletín semanal