El camino en familia

El territorio que abraza el Camino Ignaciano en las comarcas de la Anoia y el Bages ofrece multitud de propuestas para realizar en familia. Además de la posibilidad de caminar siguiendo este itinerario y disfrutar a cada paso de la naturaleza y de los paisajes de la zona, hay espacios especialmente recomendados para niños. 

En la comarca de la Anoia se esconden todo tipo de sorpresas para pequeños exploradores. Desde el pueblo de Sant Martí de Tous, uuna ruta asciende hasta la ermita de Sentfores para bajar después al engorjat o desfiladero de la Fou de Tous, un rincón húmedo y sombrío en medio del bosque donde, en temporada de lluvias, descubriremos un pequeño salto de agua y una poza

No muy lejos de este lugar de cuento, también en la comarca de la Anoia, se encuentra el castillo de Claramunt, una fortaleza medieval ubicada en la cima de un cerro de 461 metros de altitud. Una ruta de 30 minutos llega desde el pueblo de la Pobla de Claramunt subiendo por la llamada Muntanya dels Nens, una zona donde los más pequeños pueden realizar diferentes actividades: observar, jugar, realizar búsquedas, trepar, hacer volar cometas...

Y todavía en la Anoia, para descubrir los secretos del cielo estrellado y aprenderlo todo sobre los planetas y las constelaciones, nada mejor que visitar el Observatori de Pujalt, un espacio privilegiado situado en un lugar sin contaminación lumínica donde habitualmente se realizan talleres y visitas de meteorología y astronomía para públicos de todas las edades.

Y de la Anoia vamos al Bages, donde el destino estrella para las familias es el Parque Natural de la Montaña de Montserrat, un espacio lleno de sorpresas paisajísticas y actividades. Existen numerosos itinerarios para disfrutar de las maravillas geológicas del macizo, muchos de ellos aptos para los más pequeños.

Una excursión fácil, y que permite disfrutar de las curiosas formas de las rocas y hacer volar la imaginación de los niños, es la que baja desde la estación superior del funicular de Sant Joan. Para realizarla, hay que coger el funicular, que nos subirá hasta los 1.000 metros de altitud, hasta el Pla de les Taràntules, donde se encuentra el Aula de Natura, un espacio didáctico en el que se explica la historia de la montaña y sus principales características: geología, flora, fauna y clima. Desde este punto parten diferentes recorridos. Puedes seguir el que baja hasta el monasterio y disfrutar de la vista de las diferentes vertientes de la montaña. Una vez abajo, podemos aprovechar para comprar la típica coca o el requesón de Montserrat.

No te lo pierdas! Historia de la Sèquia

Y ya al final del Camino Ignaciano se encuentra Manresa, una ciudad llena de posibilidades si vas en familia. Uno de los lugares más atractivos es el Parque de la Sèquia de Manresa. El parque es una zona verde con un gran lago, una veintena de especies de árboles y patos y otras aves acuáticas. Además, las familias encontrarán aquí diferentes espacios de juego y un centro de visitantes donde conocer la historia y la cultura de la llamada Sèquia ('acequia'), un canal que trae las aguas del Llobregat hasta aquí y que cuenta con un camino lateral perfecto para hacer rutas a pie o en bicicleta. 


Más información:

Sant Martí de Tous
Castillo de Claramunt
Observatorio de Pujalt
Parque Natural de la Montaña de Montserrat
Manresa Turismo
Parque de la Sèquia de Manresa

¿Quieres estar informado de toda la agenda del fin de semana?

Suscríbete
Boletín semanal